El niño de sala de 2 años

Esto es solamente una aproximación y una guía para conocer las características de los niños de 2 a 5 años. No por esto todos ellos son como se describe en este perfil. Algunos llevan más o menos tiempo en adquirir y madurar ciertas actitudes y conductas. Por favor recordemos esto al leer para poder acompañar y aceptar el desarrollo personal y único de cada uno de los chicos.

* Comienza a relacionarse más con otros miembros de su núcleo familiar, logrando de a poco la separación de la díada madre-hijo. Esto es posible ya que puede ahora representar aquello que no está presente, dándole la seguridad que necesita. Esta seguridad, que le permite abrirse y comenzar a ser más autónomo, le permite la realización de la voluntad y la afirmación de sí mismo. Empieza a querer a hacer cosas solo, pero todavía necesita mucho de la mirada sostenedora del adulto y de su guía.

* Se desarrolla el pensamiento y el juego simbólico, que le permite representar diversas situaciones, vivencias y sentimientos. El pensamiento del niño de 2 se caracteriza por: Animismo: "la mesa es mala porque me golpeó" / Artificialismo: "El hombre fabrica la naturaleza" / Egocentrismo: "Todo es mío". Le cuesta salir de su propio punto de vista y le es muy difícil compartir. / Centración: Se centra en un solo rasgo llamativo del objeto, no presta atención a detalles. No distingue lo real de lo imaginario.

* Lenguaje: Es un etapa de mucho desarrollo del lenguaje y de la expresión y se inicia la socialización gracias a esto. Habla más de lo que escucha y entiende más de lo que dice. Con la aparición del lenguaje las conductas resultan profundamente modificadas en lo afectivo y en lo intelectual, y estos cambios se irán estableciendo y fortaleciendo durante toda la etapa del jardín de infantes.

* Hace uso de la palabra "no". El niño se opone, hace rabietas y descubre que puede manejar a los adultos con su "no". Niega con intencionalidad y esto implica un momento importante en el desarrollo psíquico ya que el niño comienza a declarar y decidir qué le gusta y qué quiere y qué no, y lo que hace a su identidad.

* Juego: Aparece mucho el juego simbólico en esta edad en donde representa y elabora las cosas que le impactan y ensaya roles y funciones. Es difícil que compartan juegos y juguetes con el otro. le interesa mirar y manipular libros, contando lo que en ellos ve. (Cosas a tener en cuenta: Cuando los niños están en la etapa del jardín de infantes disfrutan mucho del juego compartido con los padres o con niños mayores y esto es algo fundamental para el desarrollo de su autoestima y para formar un sólido vínculo afectivo. Las interrupciones injustificadas durante su momento de juego no favorecen y pueden llevar a frustraciones y a agresividad.)

* Le gusta escuchar música y escuchar sus canciones favoritas, sumándose al canto con algunas palabras o en la sílaba final.

* Disfruta de explorar el espacio. Reconoce semejanzas y diferencias. No tiene real conciencia del tiempo.

* Tiene mayor control de su cuerpo, aunque sigue precisando ayuda para hacer ciertas cosas. Disfruta de las actividades que se relacionan con el cuerpo y el movimiento. Explora y juega con su cuerpo. También se conecta con otros niños corporalmente.

* Comienza a hacer uso de la pinza de los dedos, aunque aun no fortalece su motricidad fina. Toma el lápiz con presión palmar.

* Comienza la etapa de control esfinterial. Aprende del control y de la regulación, de retener y de soltar y esto también se extiende a sus relaciones interpersonales e incrementa su autoestima.

Recomendamos estimular la creatividad y el juego libre y evitar tiempos extensos frente a la televisión o videojuegos. Si el niño tiene acceso a juegos en internet hay que estar seguros de que son acordes para su edad y estar siempre atentos a las páginas que puedan abrirse o aparecer en la pantalla, ya que pueden ser nocivos para el chico. Es aconsejable tener la computadora en un lugar de paso para lograr un mayor control.