El niño de sala de 3 años

Esto es solamente una aproximación y una guía para conocer las características de los niños de 2 a 5 años. No por esto todos ellos son como se describe en este perfil. Algunos llevan más o menos tiempo en adquirir y madurar ciertas actitudes y conductas. Por favor recordemos esto al leer para poder acompañar y aceptar el desarrollo personal y único de cada uno de los chicos.

* Comienza a lograr mayor autonomía, se anima más a hacer las cosas solo. Todavía duda de esta autonomía y necesita del sostén de sus papás o de otros adultos referentes.

* Sigue teniendo una perspectiva egocéntrica y continúa siendo él o ella el centro de todos sus intereses y deseos. De a poco se irá abriendo de esta postura, y podrá reconocer al otro y realizar mayor intercambio con él.

* El lenguaje sigue en proceso de desarrollo. Por lo general habla sin interesarse tanto en lo que el otro niño pueda tener para decirle; su discurso se parece más bien a un monólogo. Tiene dificultades para expresar con palabras sus experiencias o lo que siente y esto puede llevar a frustraciones o estallidos emocionales, necesitando mucho, en esos momentos, de la seguridad y confianza que les pueda transmitir el adulto. Es fundamental que el adulto les pueda ir dando la palabra en estos momentos, respetando sus sentimientos pero dándoles el encuadre necesario. Irá aprendiendo sobre esto y ya hacia los 4 años, podrá manejar cada vez mejor estas situaciones, logrando una menor respuesta corporal.

* Estas características también aparecen en el juego y en el intercambio con otros niños, en donde está aprendiendo a compartir y a esperar su turno. Tiende a jugar solo o en paralelo (juegan uno al lado del otro por el simple placer de estar en compañía con otros chicos pero no necesariamente comparten el juego en sí) El juego simbólico está en pleno desarrollo. Habla al jugar sin importar realmente si lo escuchan o no. De a poco se irá abriendo también en su juego y podrá compartir más con el otro, empezando a jugar en pequeños grupos de 2 o 3. (Para tener en cuenta: Cuando los niños están en la etapa del jardín de infantes disfrutan mucho del juego compartido con los padres o con niños mayores y es algo fundamental para el desarrollo de su autoestima y para formar sólidos vínculos afectivos. Las interrupciones injustificadas durante su momento de juego no favorecen y pueden llevar a frustraciones y a agresividad.)

* Es muy importante la función paterna en esta edad como representante de la autoridad y como apertura a la sociedad.

* No siempre distingue lo real de lo imaginario. Puede tener amigos imaginarios.

* Le gusta realizar pequeños encargos, pero es negativo cuando se le imponen demasiadas demandas.

* Puede tener miedo a la oscuridad, animales y a lo desconocido.

* Va solo al baño pero necesita ayuda con la ropa. Se alimenta solo y raramente requiere de ayuda para terminar una comida. Es importante fomentar mayor autonomía en estas áreas, estando atentos al ritmo y al tiempo de cada chico.

* No tiene conciencia de peligro. No sabe ni entiende que puede lastimar a otro y muchas veces no sabe medir su propia fuerza.

Recomendamos estimular la creatividad y el juego libre y evitar tiempos extensos frente a la televisión o videojuegos. Si el niño tiene acceso a juegos en internet hay que estar seguros de que son acordes para su edad y estar siempre atentos a las páginas que puedan abrirse o aparecer en la pantalla, ya que pueden ser nocivos para el chico. Es aconsejable tener la computadora en un lugar de paso para lograr un mayor control.