El niño de sala de 4 años

Esto es solamente una aproximación y una guía para conocer las características de los niños de 2 a 5 años. No por esto todos ellos son como se describe en este perfil. Algunos llevan más o menos tiempo en adquirir y madurar ciertas actitudes y conductas. Por favor recordemos esto al leer para poder acompañar y aceptar el desarrollo personal y único de cada uno de los chicos.

* Se desplaza con mayor libertad, sin necesitar tanto de la mirada sostenedora de los padres. Tiene mayor iniciativa propia; busca comprender misterios y hacer cosas por sí solo. Puede frustrarse al darse cuenta que todavía no es del todo autónomo. Puede hacer regresiones, como algo esperable para la edad y etapa que está atravesando.

* Empieza a abandonar, de a poco, la perspectiva egocéntrica, reconociendo al "otro" como mi amigo, mi hermano, etc. Comienza a reconocer su rol dentro de la familia. Toma mayor conciencia del pasado y de su historia personal y se interesa por esto. Distingue un antes y un después, pero su ubicación espacial continúa siendo más bien en el presente. (esta noción temporal culmina en la primaria). Su pensamiento es intuitivo y está fuertemente ligado a lo que percibe directamente. Todo esto corresponde a una etapa importante en el desarrollo de la identidad, en donde el contacto con otros niños es una ayuda, ya que pueden compartir experiencias, jugar y resolver juntos y favorece a un mejor desarrollo.

* Pueden aparecer algunos miedos: a la oscuridad y a seres imaginarios. Adquiere mayor conciencia de la muerte y esto le puede generar a veces malestar o miedo, necesitando de respuestas tranquilizadoras. También aparecen especulaciones respecto de los tiempos de vida. Por la inseguridad que le trae esto y otras características correspondientes a la edad, que se han ido mencionado, a veces muestran inseguridad y una necesidad de estar a la defensiva.

* Tiende a jugar más con otros niños. Sugiere turnos pero no siempre puede respetarlos. Incluye personajes imaginarios en momentos de juego más solitario. Ya hacia la entrada a la sala de 5 hay mayor participación en los juegos grupales y más comunicación entre los que juegan. Le gusta el juego dramático y los títeres. Es una edad muy rica en el juego de la fantasía. (Para tener en cuenta: Cuando los niños están en la etapa del jardín de infantes disfrutan mucho del juego compartido con los padres o con niños mayores y esto es algo fundamental para el desarrollo de su autoestima y para formar un sólido vínculo afectivo. Las interrupciones injustificadas durante su momento de juego no favorecen y pueden llevar a frustraciones y a agresividad.) Le gusta los libros con imágenes.

* Es hablador y ruidoso. Su lenguaje se caracteriza por el incesante número de preguntas en sus conversaciones. Le gusta hacer preguntas sin interesarse, necesariamente, en la respuesta. Tiene sentido del humor, le gusta lo cómico.

* Permanece mucho más tiempo en cualquier actividad.

* Reconoce sus errores aunque muy pronto los vuelve a repetir. Reclama sus derechos y comprende un acto injusto.

* Empieza a reconocer su derecha y su izquierda. La lateralidad aún no está definida en todos los niños.

* Se despierta un interés por las diferencias sexuales, la reproducción y el nacimiento.

* Va solo al baño y es muy poca la ayuda que requiere. Puede vestirse y desvestirse casi sin ayuda.

* Puede realizar toda clase de movimientos con su cuerpo, así como saltos en todas direcciones. No puede estar sentado por mucho tiempo. Todavía no tiene real conciencia del peligro.

Recomendamos estimular la creatividad y el juego libre y evitar tiempos extensos frente a la televisión o videojuegos. Si el niño tiene acceso a juegos en internet hay que estar seguros de que son acordes para su edad y estar siempre atentos a las páginas que puedan abrirse o aparecer en la pantalla, ya que pueden ser nocivos para el chico. Es aconsejable tener la computadora en un lugar de paso para lograr un mayor control.