Jueves 04 de abril

Travesía 4to año - Marzo 2019

Pampa Linda, Laguna Ilón, Mirada del Doctor, Paso de la Marca, Refugio Rocca Paso de las Nubes, Lago Frías, Pto. Blest, Pto. Pañuelo.



Nos adentramos en una travesía de tres días, donde vivenciamos la naturaleza en su máxima expresión. Días intensos de caminata, donde prevaleció el cuidado y respeto por el otro y el medio paradisíaco en el cual vivimos.

El miércoles salimos desde Pampa Linda rumbo a Laguna Ilón. Fueron 10 km, aproximadamente cinco horas de trekking, con un desnivel muy marcado desde el comienzo. Fue un día de adaptación y reflexión intra e interpersonal. Lo majestuoso de llegar a la Laguna y disfrutar de ella, mates de por medio. La magia de una noche estrellada que nos abrazó.

El día jueves, fue el más extenso en recorrido. 17 km que incluyeron Mirada del Doctor, Paso la Marca atravesando el Cerro Mar de Piedras y el Cerro Constitución. Fueron 9 horas de trekking con paradas, almuerzo de por medio en un bosque, y muchas charlas. Llegamos al Refugio Rocca entrada la tarde, donde disfrutamos de su hermoso paisaje a orillas del Glaciar Frías y su extenso Valle, Río Frías abajo. La comodidad del lugar permitió que descansemos para poder emprender el último día de travesía.

Viernes, último día. Comenzamos la bajada por un bosque de lenga sumamente empinado, con mucho desnivel. Luego se abrió camino hacia el extenso Valle por donde el Río Frías hace su recorrido. Un sendero divertido, lleno de troncos caídos, palos que hacían de puentes, especies autóctonas y exclusivas de la zona, como el Alerce. Arribamos a Pto. Frías, luego de 12 km de trekking, en aproximadamente 5 hs 30 minutos.

Felices y exhaustos por tremenda hazaña. Agradecidos por el lugar en el cuál vivimos y pudimos disfrutar. El grupo sumamente conectado, y contento por la travesía que estaba llegando a su fin. De Pto. Frías navegamos por el Lago, hasta Pto. Alegre. Finalizó el recorrido, navegando el Lago Nahuel Huapi desde Pto. Blest hasta Pto. Pañuelo, disfrutando del atardecer, jugando con las gaviotas, y divirtiéndonos con anécdotas de la travesía.

Gracias a todos los que formaron parte de semejante actividad. Felices de haberlo logrado. Hoy nos quedan recuerdos, fotos, anécdotas aprendizajes y por supuesto, ese nosequé, que nos permite vivenciar la Montaña.

Popi